La Transformación Digital aplicada a los procesos de formación en las empresas

man-791049_1920

La transformación digital es la reordenación  de una organización mediante la aplicación y utilización de la tecnología digital para mejorar la forma y los procesos en que la organización desarrolla sus servicios. La trasformación digital de una empresa obedece a la interpretación de sus gestores sobre las nuevas necesidades de los clientes y, los cambios en los mercados impulsados por las aplicaciones tecnológicas a los procesos productivos.

La simple aplicación de la tecnología no supone ninguna transformación a menos que vaya relacionada con una nueva realineación de la empresa, de su estructura, procesos e incluso con la manera de gestionar sus productos y las relaciones con el cliente.

Si  seguimos este razonamiento el proceso de transformación digital de la a empresa es un proceso que debe originarse de arriba abajo e impulsada desde la organización y los propietarios y responsables de las empresas.

La transformación digital es un proceso que ha de generarse en el marco de lo que se está denominando economía digital.  Incluye todos los procesos que favorecen el crecimiento empresarial, impulsa nuevos modelos de negocio y  convierte el talento y la creatividad en nuevas oportunidades de empleo y que son canalizados desde el desarrollo permanente de las tecnologías de la comunicación.  En resumen se trata de un reenfoque estratégico y cultural de la empresa a las nuevas condiciones del mercado y a las necesidades de los clientes.

Los datos de la ONTSI: el 70% de las empresas españolas han empezado a  afrontar el proceso de transformación en alguna de sus etapas. Se espera que en un plazo de 5 años el avance sea significativo. Las empresas que se han digitalizado han incrementado entre un 10/15% su producción y exportan el doble que en fases anteriores. La sentencia es clara: las empresas que no opten por la transformación digital y la incorporación de procesos tecnológicos en alguna de las fases de su ciclo económico quedarán aisladas y fuera del contexto global y será para atender a nichos muy especializados.

Una  de las claves es atender la capacidad de los empleados para comprender y ejecutar el nuevo escenario en el que se desarrollará su trabajo: adquisición de competencias, habilidades y mejores prácticas. En España el 99.9% de las empresas son Pymes y generan el  65% del PIB y el 75% del empleo. España es el tercer país que más compra por internet en Europa. A partir de la aplicación de la tecnología a los procesos productivos en la empresa podemos ser más eficientes con menos costes y así concentrar los esfuerzos en generar nuevas herramientas, productos y servicios para los clientes.

La formación es un potente instrumento para adaptar la organización a las nuevas condiciones y promover el cambio en las personas que trabajan en la empresa. Pero también la formación debe adaptarse al nuevo modelo que se decida implantar. Para ello son  importantes algunas reflexiones:

  1. El Plan de Formación Digital debe estar alineado con los objetivos y la estructura de la empresa. En primer lugar informar de todo el proceso a la plantilla para que puedan fijarse y comprender los objetivos a cumplir y el papel que debe desempeñar cada miembro de la plantilla.
  2. Proponer itinerarios formativos adaptados a cada persona y sus conocimientos del uso de la tecnología.
  3. Impulsar un plan de formación permanente dentro de la empresa basado en el refuerzo constante de las competencias profesionales
  4. Desde el punto de vista de la adaptación de los procesos de, hay que considerar la regla 70-20-10 de Jennings. Según esta regla el 10% de nuestro aprendizaje se apoya en un modelo formal y depende de un docente que despliega su conocimiento en un aula, el otro 20% es social y colaborativo entre todas las personas trabajadoras que participan en la formación y nace de ellas mismas, y el 70% restante se basa en la experiencia y la práctica que se desarrolla en su mayor parte ya fuera del aula.
  5. El elearning como método de formación es una importante herramienta para impulsar el avance a la transformación digital de las empresas. Permite eliminar algunos inconvenientes de la formación clásica: desplazamientos, clases unidireccionales, espacialidad etc. Y favorece la interacción de los alumnos, la reflexión colectiva y el seguimiento personalizado por parte de los docentes.
  6. La conectividad es uno de los aspectos esenciales de la moderna cultura. Esta necesidad se traslada a las empresas que tienen que satisfacer esta nueva demanda de los seres humanos. Y provoca cambios importantes en la cultura de la empresa.
  7. El dispositivo móvil es un elemento clave para entender los cambios en los comportamientos de los consumidores. El dispositivo móvil se está convirtiendo en  el canal clave de relación con el cliente y debemos prestar atención a ser capaz de diseñar aplicaciones y procedimientos adaptados a esta nueva necesidad.
  8. Hay que favorecer en todo momento el conocimiento digital de los empleados es necesario fomentarlo y que se adapten a las nuevas formas de trabajar.
  9. En la formación de los empleados es necesario involucrarlos en el concepto de “Reputación Digital” como una de las claves para generar marca en las nuevas tecnologías. Los clientes pueden acceder rápidamente a mucha información sobre las empresas y decidir por los comentarios si van a adquirir sus productos o no.
  10. La formación debe abrir las puertas a la capacidad de mejora e innovación de productos y servicios que van a  ser clave en un mercado muy dinámico.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s