La formación impulsa la sostenibilidad de las empresas

mark-1577987_1920Las empresas sostenibles son las que aseguran las necesidades del presente sin comprometer la supervivencia de las generaciones del futuro. Es por tanto un proceso intencionado, gestionado en una dirección concreta y vinculada a acciones concretas en el entorno. Por tanto sostenibilidad es un concepto creado a partir de las necesidades de nuestra supervivencia  y  tiene que ser transmitido tanto a nuestra generación como a las generaciones venideras.

Uno de los ejes más importantes para conseguir la sostenibilidad son las actividades económicas y productivas que realizamos para garantizar nuestras necesidades. Las empresas forman un núcleo importante en el aseguramiento de la sostenibilidad mediante la revisión y control de sus actividades e impactos en el medio ambiente. La transmisión de los valores propios del desarrollo sostenible en el marco de la empresa se producen mediante la formación de sus empleados y directivos que aporta la capacidad de adaptación de los equipos a las nuevas condiciones de los entornos sociolaborales  introduciendo mejoras en su desempeño.

En la apuesta por el desarrollo sostenible   siempre tendrán más dificultades las pequeñas y medianas empresas por la falta de información y costes tienen a no adoptar estrategias de sostenibilidad, según indica la revista Pymes autónomos y emprendedores del Diario El Economista (21/11/2016). Al parecer si existe un importante nivel de concienciación en la Pyme sobre la importancia de trabajar a favor del medio ambiente y revisar los procedimientos para reducir el impacto negativo y contaminante de sus actividades productivas.

El modelo de subvenciones que se ofrecen desde las diferentes administraciones debe revisarse ya que  en los últimos años las ayudas y subvenciones están atrapando a las empresas en un bosque de trámites burocráticos, fuera de precios de mercado y aportando una carga de trabajo extra por los pocos recursos que la propia administración dispone para realizar su seguimiento.

La implantación de la tecnología en muchos procesos de generación del negocio: atención al cliente, compra-venta de productos, servicios postventas  etc  ha favorecido una contribución importante de la Pyme a reducir los impactos negativos en el medio ambiente de muchas de las actividades tradicionales.

La formación es el método principal para que las empresas puedan conocer los retos de la sostenibilidad así como las oportunidades que ofrece como modelo de negocio, el intercambio de experiencias entre empresas  y el seguimiento de la aplicación de la implantación de las competencias a los puestos de trabajo. La formación también ha avanzado de forma imparable en la búsqueda de modelos de sostenibilidad mediante la aplicación de tecnología, reducción (y eliminación) de la presencialidad física, reducción de insumos, consumos y desarrollo metodológico y conceptual mediante disciplinas como el elearning.

Uno de los valores fundamentales de las Pymes para apostar por la sostenibilidad es su flexibilidad, la capacidad de orientarse y ofrecer servicios de calidad de forma mucho más rápida que las grandes corporaciones. Y tras los años de crisis estamos en un momento en el que hay que rastrear y explorar nuevas oportunidades. Solo se necesitará un entorno seguro y libre de trabas y excesos regulatorios a los que somos tan dados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s