L a formación como indicador de desarrollo: la brecha social continuará creciendo.

EduAdult-55La educación y la formación son en nuestro tiempo un indicador muy importante para valorar el estado de desarrollo de una sociedad. El desarrollo humano está profundamente anclado en el aprendizaje de habilidades y competencias que los ciudadanos necesitan para resolver los problemas cotidianos, mejorar su calidad de vida y la del entorno en la que viven. La necesidad de medir el desarrollo humano hizo que en los años 70 se elaborasen distintos tipos de indicadores de medición con la idea de poder tomar decisiones sobre los programas de intervención para aquellos territorios y grupos humanos que necesitasen de esta intervención.

El IDE, índice de Desarrollo Humano plantea 4 objetivos referidos a educación: la enseñanza primaria universal, la alfabetización de adultos medida por la tasa de alfabetización de las personas de 15 años y más, la paridad e igualdad entre los géneros, la calidad de la educación medida por la” supervivencia” en el sistema educativo de una persona.

En España la Fundación Europea Desarrollo y Formación acaba de publicar un Informe titulado Reflexiones sobre el sistema educativo español. Este Informe arroja resultados muy preocupantes que nos alertan de una importante brecha que está apareciendo y agrandándose con respecto al nivel de formación de los jóvenes y los adultos. Esta brecha se genera a partir del desigual acceso y participación en los modelos educativos y formativos.

De forma resumida extraemos algunos datos aportados por el estudio:

  • El 43% de los adultos españoles presentan un nivel educativo bajo.
  • Casi la mitad de los españoles de entre 25 y 65 años tiene el nivel de un chico de 16 años, es decir a 4º de la ESO.
  • Los años de crisis en España han provocado un estancamiento del acceso a la formación de los adultos.
  • Ha habido menos oportunidades y la desigualdad de la renta ha sido un hecho muy selectivo en permitir la mejora de la formación.
  • En 8 años de una tasa de participación del 14,6% en 2007 se ha bajado al 13,6% en 2014. Este indicador duplica la media de la Unión Europea, nuestro contexto más cercano. El drama social es de personas con avanzada edad, baja cualificación y a quienes va a ser muy difícil encontrar un empleo.
  • En la EPA el 88% de los entrevistados declaraban no estar formándose en las 4 semanas anteriores a la entrevista.
  • En el grupo de los parados ha subido la tasa de formación reglada y ha disminuido la no reglada en estos últimos años.

Ahora viene la reflexión ¿por qué los desempleados no se forman? Los autores creen que es porque no han podido:

  • disminución desde el año 2011 de los programas de formación profesional para el empleo que entre 2011 y 2014 ha caído un 34%.
  • escasez de recursos económicos disponibles para acceder a la formación y costearse los estudios.
  • se forman más los licenciados e ingenieros y menos quienes tienen más necesidad de formarse para mejorar su empleabilidad.
  • en España no existen programas orientados a que los adultos puedan formase de manera suficiente

Además también podríamos considerar algunos aspectos relacionados con las medidas a impulsar en España a partir de la ley de Reforma Urgente de Formación Profesional para el Empleo donde entre otros aspectos hace que desaparezca la modalidad de enseñanza a distancia de la formación para el empleo reduciendo las modalidades educativas a presencial, elearning o mixta.

Esto podría significar que en nuestro país se han alcanzado niveles de penetración de la tecnología de las telecomunicaciones que permita la extensión de la formación elearning a todos y cada uno de los territorios rurales, de montaña, de población dispersa etc. Lo que sin duda sería una buena noticia.

También podría significar que todas las microempresas, pymes y empresas han alcanzado un nivel de desarrollo tecnológico que permitirá que todos los trabajadores dispongan de acceso a la tecnología para poder realizar los cursos. Que en todo el territorio se dispone de una vasta red de centros que podrán impartir formación presencial en todas y cada una de las miles de especialidades formativas que se están publicando en los repertorios educativos. Sin duda otra buena noticia.

Y también que nuestros centros de formación privados y públicos tras siete duros años de crisis, disponen de los recursos suficientes para cambiar al nuevo modelo de formación que vienen impartiendo, que las entidades bancarias aportan recursos importantes para esta transformación y la administración tiene claros todo esto.

En realidad la supresión de la modalidad de enseñanza a distancia tradicional va a ahondar en la brecha educativa, no garantiza la igualdad de oportunidades a quienes no puedan asistir a clases presenciales o invertir en acceder a la tecnología necesaria para formarse. No es difícil por tanto vaticinar que los adultos seguirán teniendo dificultades para acceder a la formación para el empleo, que los indicadores seguirán siendo muy difíciles de entender en el contexto europeo para un país que recibe importantes sumas de dinero para la cualificación de trabajadores y desempleados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s